Mesas y barras: ideas EN EL DISEÑO

Uno de los imprescindibles en la cocina es una mesa o barra para desayunos y comidas informales. Claro, si el tamaño de la estancia lo permite. Pero inclusoen pequeños espacios también hay diversas formas de lograr apartar un rinconcito para ese fin. 

Una mesa o barra para comer o desayunar dentro de la cocina, facilita también el trabajo de servir, recoger o limpiar. Así no hará falta desplazarse al comedor frecuentemente, con lo cual ahorramos tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, es necesario estudiar bien las áreas de “pantry”, almacenaje, fregadero y limpieza, preparación y cocción. De ésta manera sabremos cuánto espacio queda, para que ese lugar sea cómodo y agradable.

Los materiales pueden elegirse igual a la Tope, a juego con los muebles o incluso un elemento que haga contraste. En cuanto a los tipos, aquí veremos tres de los más usuales, aunque no son los únicos.

  1. Barras simplemente apoyadas

Ésta barra está sobre la superficie de trabajo e incluye un costado hasta el suelo que le da mayor estabilidad. 

Ésta barra de cuarzo blanco, se apoya en en el ángulo que forma la isla, formando un bloque.


2. Mesas como extensión de la encimera

Éste tipo de barra o mesa se crea a partir de la encimera de la cocina. Cuarzo, granito, porcelánico o incluso de madera maciza son los materiales más usuales. 
Y en cuanto a su forma, permite una gran cantidad de opciones según requiera el diseño. Una barra recta, angular, como península, con soporte o volada. 

La encimera de cuarzo se prolonga para formar una mesa y como soporte en el extremo, una base metálica. Es para 2 personas pero podrían ser hasta 4. 

La columna se ha aprovechado como sostén de la barra y se ha incorporado al diseño del conjunto. 

La barra más habitual: una encimera que se extiende hacia el lado posterior de la península. 

Una simple prolongación de la superficie de trabajo, aporta un lugar cómodo para comer y una estética elegante. 

Una auténtica mesa formada por la extensión de la encimera y apoyada en un lateral del mismo material. 

  • Mesas independientes adosadas

Muy apropiadas para cualquier estilo, se suelen ubicar sobre el lado estrecho de la isla. Por lo general el ancho es igual o un poco más pequeño que el de la isla al cual va adosada. Suelen ser para 4, 6 y hasta 8 personas. 

Un pequeño rincón con un banco y 2 sillas puede convertirse en el lugar más acogedor de la casa.